Capacitismo

Puesto que “discapacidad” y “capacidad” son a menudo designaciones que pueden cambiar dependiendo del contexto social, nos esforzamos por hacer que nuestra organización y aquellas con las que trabajamos sean máximamente accesibles para todas las personas.

Nos oponemos a las jerarquías y los juicios de valor humano que se basan en diferencias en las capacidades, estructuras o funcionamientos físicas o mentales. Todas las personas tienen derecho a ser aceptadas y comprendidas en sus propios términos, y no debiesen vivir con las etiquetas impuestas por otros.

Con respecto a las enfermedades mentales, reconocemos que muchas diferencias mentales afectan significativamente el funcionamiento vital y son experimentadas como enfermedades, y por ello promovemos el apoyo y el tratamiento sin estigmas. Los servicios de salud mental hoy en día son a menudo deshumanizantes y disminuyen el poder de las personas, y por ello buscamos una sociedad en la que aquellos que tienen necesidades de salud mental reciban cuidado de una forma que respeta su dignidad.

Puesto que el capitalismo sólo valora a aquellos que pueden ayudar a aumentar las ganancias, las personas que no pueden contribuir a generar ganancias debido a diferencias físicas o mentales son estigmatizadas, excluidas de la fuerza laboral, empobrecidas, se les niega el cuidado y se las empuja a vivir en la calle. Buscamos una sociedad anarco-comunista donde todos y todas reciban un pleno apoyo material y sean libres para contribuir a la sociedad a su manera.